como hacer compost

¿Cómo hacer compost casero?

Los compostadores sirven para reciclar los desechos de la poda o jardín, de verduras o cáscaras de fruta, … para así elaborar tu propio compost y así poder abonar nuestras plantas de manera ecológica sin necesidad de utilizar abonos y fertilizantes químicos. Si quieres tener un huerto ecológico con abono natural, a base de residuos orgánicos, los compostadores te van a ayudar a conseguirlo. Tomarás tus propias frutas y verduras ecológicas para comer más sano. Una forma de reducir nuestro impacto ambiental y ayudar a cuidar el planeta.

¿Qué es un compostador?

Los compostadores son unos recipientes o depósitos donde se realiza el compostaje, una transformación biológica y química, por la que los restos vegetales se convierten en compost: abono orgánico.
Por su precio, capacidad y durabilidad los más vendidos son los compostadores de plástico, pero también puede ser una compostera madera o metal.
Los menos recomendables son los tipos de composteras de madera, porque las reacciones químicas que se producen durante el compostaje, alteran y deterioran la madera.

Los compostadores más vendidos en Amazon

¿Cómo hacer compost?

Si tienes un huerto y estás interesado en hacer tu propio compost casero, no te preocupes, el proceso para conseguirlo es muy sencillo, y voy a guiarte para que puedas convertir los restos vegetales de tu casa, en compost orgánico para abonar tus plantas del huerto o jardín de manera más ecológica. Tan sólo necesitas una compostadora y desechos orgánicos, regarlo y removerlo de vez en cuando.

Aunque puedes utilizar todo tipo de restos vegetales, algunos se van a descomponer más rápidamente que otros. Los restos han de estar lo más triturados posible para que así se descompongan más rápidamente. Si vas a utilizar cáscaras de naranja, las desmenuzas, si vas a utilizar restos de poda de plantas de nuestro jardín, es recomendable que hayan pasado antes por el biotriturador.

Restos que puedes añadir al compost

  • Cascaras de frutas
  • Serrín y virutas
  • Cáscaras de huevos
  • Pelos y plumas
  • Huesos de frutas
  • Restos de poda
  • Paja fresca
  • Hierba húmeda y restos de cortar el césped
  • Posos de café
  • Cáscaras procedentes de frutos secos: almendras, nueces…
  • Hojas de árboles y plantas
  • Restos y peladuras de verduras desechadas para cocinar
  • Ceniza de madera y carbón vegetal
  • Cartón y papel, siempre en pequeñas cantidades y bien triturado, nunca papel de revistas o que contengan plastificados.

Productos no recomendados para añadir al compost

El compostador no es un cubo de basura, sino un recipiente que luego servirá para enriquecer la tierra de nuestro huerto y no todo se puede meter. Hay productos que no hemos de meter.

  • Restos de alimentos cocinados
  • Productos que contengan levaduras o grasas
  • Peladuras de patatas
  • Restos animales
  • Heces de perros o gatos

Pasos para hacer un compost

  •  Necesitaremos un compostador donde hacer crecer nuestro compost casero, podemos comprarlo o realizarlo nosotros mismos dando una segunda vida a objetos como palets, cajas de frutas de madera,,…
  • Colocar preferiblemente la compostera en un lugar con sombra o en caso contrario taparla para que no le de el sol directo.
  • Hacemos una base de unos 15 cm con ramas bien trituradas, paja o cualquier otro material vegetal que permita la recirculación del aíre.  Es recomendable que esté en contacto con el suelo, de esta manera pueden entrar los microorganismos e insectos, en caso contrario tendremos que introducir unos 5 cm de tierra de buena calidad.
  • Si contamos con estiércol de animales (conejos, gallinas, caballos, vacas…), introducir una capa, para ir intercalando capas vegetales con estiércol. Así obtendremos un compost de mejor calidad y una descomposición más rápida. Si no contamos con estiércol, añadimos restos vegetales de rápida y lenta descomposición.
  • El grado de humedad es algo muy importante especialmente al principio, es vital para que haya descomposición y que muchas personas olvidan. suele pasarse por alto. Hemos de regar por encima nuestro compostador de vez en cuando, sin que empiece a chorrear por debajo de la compostadora.
  • Lo ideal sería que todos los restos se añadieran a la vez, pero lo habitual es que no introduzcamos los restos a la vez, ya que se van metiendo según se van generando en nuestro hogar o jardín. Por ello, para una mejor descomposición, hemos de mezclar los nuevos desechos con los antiguos para conseguir una mezcla mucho más homogénea. Al moverlos, además estamos aireando el compost y mejorando la proliferación de microorganismos aeróbicos. En caso contrario el proceso de descomposición sería más lento.
  • La humedad y la aireación, aceleran la descomposición del compost, ya que se aumenta la temperatura interior en la compostadora.
  • El riesgo más importante es que los desechos se pudran para evitarlo hemos de airear y remover el compos así como intercalar restos húmedos y secos.

Contenedor de Basura orgánica para compost