Los coladores son muy importantes para cocinar, especialmente son muy utilizados en la mayoría de los hogares cuyo principal objetivo es separar sólidos de líquidos. La mayoría de ellos incorporan asas o mangos para poder verter el contenido de forma sencilla. Todos necesitamos un colador en nuestra cocina.

El colador de cocina, también llamado escurridor, es muy versátil. Es una herramienta de menaje imprescindible en toda cocina. Debemos tener un colador que se adapte a todas nuestras necesidades.

El colador de cocina nos ayuda a realizar gran cantidad de elaboraciones. Muy utilizado para escurrir la pasta y escurrir el agua de muchos alimentos (legumbres, verduras,…), también se utilizan para el tamizado de harina o el azúcar, como filtro para las infusiones naturales y hasta para preparar café al estilo puchero. Los coladores son imprescindibles para lavar muchos alimentos de manera fácil y económica para así preservar la salud en buen estado.

Los coladores son un utensilio de cocina esencial que se utiliza para escurrir alimentos cocidos o cocidos al vapor. Estos son ideales para cocinar arroz, pasta, verduras y otras comidas que requieren escurrir antes de servir. Los coladores están disponibles en una variedad de tamaños y estilos para adaptarse a las necesidades de cualquier cocina.

Los coladores tradicionales son de acero inoxidable o aluminio, y tienen una malla fina que permite escurrir el agua sin dejar pasar los alimentos. Estos coladores son fáciles de limpiar y son resistentes a la corrosión. Los coladores de malla fina también son ideales para escurrir los alimentos que son más pequeños, como los guisantes o los granos de lente.

Los coladores de plástico son una opción más económica y ligera, pero no son tan duraderos como los coladores de acero inoxidable o aluminio. Sin embargo, estos coladores son ideales para cocinar en grandes cantidades, ya que son fáciles de manejar y pueden soportar altas temperaturas.

Los coladores de acero inoxidable son ideales para cocinar alimentos que requieren ser escurridos con cuidado, como los huevos duros o el pescado. Estos coladores tienen una malla fina que permite escurrir el agua sin dañar los alimentos.

¿en qué fijarse antes de comprar un colador?

Es importante conocer los distintos tipos de escurridores que podemos encontrar y analizar sus características para acertar en nuestra elección. 

Antes de comprar un colador, hay varias cosas en las que puedes fijarte para asegurarte de que estás comprando un producto de calidad. Primero, mira la calidad del material del que está hecho el colador. Asegúrate de que sea resistente y duradero, ya que un colador de buena calidad debería durar muchos años. También es importante considerar el tamaño y la forma del colador, ya que debería ser lo suficientemente grande como para permitirte colar cantidades suficientes de líquido o alimentos a la vez. Por último, considera el diseño del colador y asegúrate de que se ajuste a tus necesidades y gustos personales.

Los agujeros de los colardores ayudan a eliminar el líquido de manera fácily rápida.

Colador recomendado

Un Juego de 3 coladores acero inoxidable con manija para Alimentos, Fideos y Vegetales. Un colador que destaca por la alta calidad de su material de fabricación. Fácil de limpiar.

¿Cuáles son las ventajas del colador?

El colador tiene varias ventajas, entre ellas:

  1. Permite separar líquidos de sólidos: Los coladores se utilizan para colar líquidos como caldo, té o café y separar los sólidos, como las hojas de té o los granos de café.
  2. Fácil de limpiar: La mayoría de los coladores son fáciles de limpiar y pueden lavarse a mano o en el lavavajillas.
  3. Variedad de tamaños y tipos: Los coladores están disponibles en una variedad de tamaños y tipos, desde pequeños coladores para té hasta grandes coladores para cocinar.
  4. Evita que los sólidos entren en la preparación: Al colar se evita que los sólidos indeseados entren en la preparación, mejorando la calidad de la misma.
  5. Pueden ser reutilizables: Algunos coladores son reutilizables, lo que ayuda a reducir el impacto ambiental.

¿Qué tipos de coladores existen?

Existen varios tipos de coladores, algunos de los más comunes incluyen:

  • Coladores de malla: Son los coladores más comunes y versátiles, están hechos de malla metálica o plástica y se utilizan para colar líquidos como caldo, té o café.
  • Coladores de tela: Estos coladores están hechos de tela de algodón o lino y se utilizan para colar líquidos como leche, vino o cerveza.
  • Coladores de acero inoxidable: Estos coladores son resistentes y duraderos, se utilizan para colar alimentos y líquidos en la cocina, son muy comunes en restaurantes y cocinas profesionales.
  • Coladores de papel: Estos coladores son desechables y se utilizan para colar líquidos como café, té o infusiones en general.
  • Coladores de cerámica: Estos coladores son decorativos y se utilizan para colar té, son ideales para ceremonias de té tradicionales.

No products found.

  • Coladores de bambú: Son ecológicos, reutilizables y se utilizan para colar té, son ideales para ceremonias de té tradicionales.

¿Cuáles son las alternativas al colador?

Algunas alternativas al colador incluyen:

  1. Tamiz: Un tamiz es un utensilio de cocina que se utiliza para tamizar ingredientes secos, como harina o azúcar, o para separar los sólidos de los líquidos, como en el caso de la salsa de tomate.
  2. Filtro de papel o de café: Estos filtros se utilizan para colar líquidos, especialmente café, y se colocan en una cafetera o en una taza.
  3. Saca-espuma: Es un utensilio de cocina que se utiliza para eliminar la espuma que se forma en la preparación de ciertos alimentos, como el arroz o las salsas.
  4. Espumadera: Es un utensilio de cocina que se utiliza para remover la espuma que se forma en la preparación de ciertos alimentos, como el arroz o las salsas.
  5. Jugo de tamiz: Es un utensilio de cocina que se utiliza para tamizar los jugos, ya sea de frutas o verduras, y separar las semillas o pulpa de la pulpa.
  6. Prensa de filtro: Es un utensilio que se utiliza para exprimir el líquido de frutas y verduras, especialmente para obtener jugos, caldos y salsas.

Coladores más vendidos en Amazon

Actualmente, puedes encontrar distintos modelos de coladores en el mercado. Te dejo una muestra de los coladores mejor valorados y más vendidos en Amazon. Son los coladores más destacados por sus diseños modernos, prácticos y muy resistentes. Encontrarás coladores de cocina muy útiles para filtrar todo tipo de líquidos

¿Cómo limpiar el colador?

Para limpiar un colador, primero quite cualquier residuo grueso o restos de alimentos con un cepillo o espátula. Luego, lave el colador con agua caliente y jabón, asegurándose de limpiar todas las áreas, especialmente las esquinas y los orificios. Puede usar un cepillo de dientes viejo para limpiar los orificios si es necesario. Enjuague el colador bien con agua limpia y séquelo antes de guardarlo. También se puede sumergir el colador en agua caliente con vinagre blanco y limón, eso ayudará a eliminar cualquier acumulación de minerales o manchas.

¿Qué otros usos tiene el colador?

Además de colar líquidos y separar sólidos, el colador tiene varios otros usos, algunos ejemplos incluyen:

  1. Escurrir: Los coladores se utilizan para escurrir alimentos cocidos, como pasta, arroz o verduras, y drenar el exceso de agua antes de servirlos.
  2. Rallar: Los coladores con malla fina se utilizan para rallar queso, zanahorias, zanahorias, papas y otras verduras para hacer purés o guisos.
  3. Escurrir frutas y verduras: Los coladores con malla fina se utilizan para escurrir frutas y verduras, como el aguacate, la zanahoria, el tomate, entre otros, antes de utilizarlos en recetas.
  4. Tamizar: Los coladores con malla fina se utilizan para tamizar ingredientes secos, como la harina, el azúcar, la levadura, y para eliminar las impurezas en las especias.
  5. Frutas y verduras en rodajas: Los coladores con malla fina se utilizan para cortar frutas y verduras en rodajas finas y uniformes, especialmente para hacer ensaladas.
  6. Para preparar infusiones: Los coladores se utilizan para preparar infusiones, como té o hierbas, ya que ayudan a separar las hojas de las infusiones del agua.

¿Cómo guardar el colador?

Existen varias maneras de guardar un colador, algunas de las mejores opciones incluyen:

  1. Colgando: Muchos coladores tienen un asa o un gancho que permite colgarlos en un gancho o una percha, esto ayuda a ahorrar espacio en la cocina y facilita el acceso al colador cuando se necesita.
  2. En un cajón: Si no tienes espacio para colgar el colador, puedes guardarlo en un cajón, asegurándote de que esté limpio y seco antes de guardarlo.
  3. En un estante: Si tienes estantes en la cocina, puedes guardar el colador en uno de ellos. Asegúrate de que esté limpio y seco antes de guardarlo.
  4. En un armario: Si tienes un armario en la cocina, puedes guardar el colador en él. Asegúrate de que esté limpio y seco antes de guardarlo.
  5. En una bolsa de almacenamiento: Algunos coladores vienen con una bolsa de almacenamiento o puedes comprar una para guardarlo, esto ayuda a protegerlo de polvo y daño.
  6. Asegurando de limpiarlo bien antes de guardarlo, especialmente si es de malla, ya que las partículas pequeñas pueden quedar atrapadas en la malla y causar oxidación con el tiempo.

Los coladores colgantes son ideales para cocinar grandes cantidades de alimentos, ya que se pueden colgar en el borde de una olla o una sartén. Estos coladores son fáciles de usar y permiten cocinar varios alimentos al mismo tiempo.

En general, los coladores son un utensilio de cocina esencial que se utiliza para escurrir alimentos cocidos o cocidos al vapor. Estos están disponibles en una variedad de tamaños y estilos para adaptarse a las necesidades de cualquier cocina. Es importante elegir el colador adecuado para cocinar los alimentos de la mejor manera posible, y asegurarse de limpiarlo adecuadamente después de su uso.

Ir arriba