Receta alitas de pollo con la freidora sin aceite de aire

Las alitas de pollo levantan pasiones ya que están riquísimas pero muchas personas, por no manchar la cocina no las preparan. Ahora con una freidora de aire las podrás hacer sin manchar tu cocina.

Ingredientes

  • 1 kg de alitas de pollo.
  • Sal
  • ½ cucharada de aceite de oliva virgen extra —no es necesario—
receta alitas pollo freidora aire sin aceite

Preparación

  • Si las alitas no están partidas, pártelas mejor en dos mitades ya que así se hacen mejor que enteras incluso partidas te entrará más cantidad, ya que enteras ocupan mucho espacio, en tu pollería también te lo pueden preparar así.
  • Colócalas en un recipiente (bol), añade la sal y, si quieres, un poco de aceite de oliva virgen extra rociándolo con un spray. Puedes condimentarlas también con alguna especia que te guste: pimienta pimentón dulce o picante, ajo granulado,… Asegúrate de que las alitas estén bien embadurnadas por las especias en todos lados.
  • Precalienta la freidora de aire a 200ºC durante 4 minutos. Recuerda que es importante siempre precalentar la máquina antes de preparar la mayoría de los alimentos.
  • Pon las alitas dentro de la cesta y programa 20 minutos a 180ºC. Cuando lleves la mitad del tiempo, abre la cesta, remueve las alitas. Si te gustan muy doradas, para lograr que la piel quede más crujiente los últimos 5 minutos las puedes poner a 200 ºC. Cuando acabe el tiempo, comprueba que están doradas, sino deja unos minutos más hasta que estén a tu gusto.
  • Extrae las alitas con ayuda de unas pinzas evitando que entren en contacto con la grasa que quedará al fondo y sirve de inmediato.

Esta es la manera más fácil de hacerlas, pero puedes preparar un adobo o el aliño que quieras. Puedes poner en un cuenco un chorrito de limón, un poco de aceite y sal y dejarlo macerando durante 30 minutos. También puedes ponerlas un poco de miel y salsa de soja o hacerlas con salsa barbacoa, untándolas con un pincel de silicona. Otra manera es usar una mezcla de tus especias favoritas con un poco de agua o aceite y una pizca de un buen pimentón para dar color. Como verás las posibilidades son infinitas.

Esta receta se puede hacer en realidad con tantas alitas como quepan en la superficie de la bandeja de tu freidora sin aceite. Lo importante es que ocupen sólo una capa, ya que si pones unas encima de otras no va a circular el aire y no se van a hacer bien o no lograremos que queden crujientes. Si tu freidora es pequeña esto limitara mucho la cantidad de alitas que puedas hacer.

Aunque yo añado media cucharadita de aceite no hace falta hacerlo, ya que la piel del pollo ya tiene grasa.

Esta receta la he hecho con la he hecho con la freidora de aire Cosori por lo que los tiempos y temperaturas pueden variar ligeramente si tienes otra marca. Es cuestión de abrir de vez en cuando las alitas y controlarlo.

Ir arriba