Hay una forma de encontrar frigoríficos y neveras o aún más baratas en Amazon que puede ser una buena oportunidad y aún muchas personas todavía no lo conocen (así que es más fácil conseguir buenos precios). 

Es uno de mis trucos favoritos para comprar online, aunque no aparecen en todo momento, siempre miro por si acaso. Son los productos reacondicionados de Amazon, funcionan perfectamente pero tienen defectos estéticos, o a veces, NADA, ningún defecto. Puedes descubrir los frigoríficos y neveras con estas ofertas si pinchas en este enlace Productos Reacondicionados Amazon.

Amazon ofrece diferentes ofertas muy interesantes durante todo el año, que puedes aprovechar. 

Si contratas Amazon Prime, cuentas con 30 días de prueba gratis y podrás disfrutar de envíos más rápidos y gratis, acceso prioritario a ofertas de cliente, acceso a Prime VideoPrime MusicPrime Reading y almacenamiento de fotos ilimitado. Y, si eres estudiante, también puedes hacerte de Prime Student que cuesta la mitad y te dan 90 días de prueba.

Tambien puedes encontrar frigoríficos y neveras de segunda mano en otras páginas como wallapop, milanuncios,…y otras páginas de segunda mano. Encuentrarás una gran variedad de anuncios de Neveras, frigoríficos de segunda mano baratos  El problema es que no te ofrecen garantía y si no funciona correctamente no los podrás devolver.

Las neveras de segunda mano pueden ser una buena opción para aquellas personas que buscan ahorrar dinero al comprar una nevera o para aquellas que necesitan reemplazar su nevera actual de manera temporal mientras reparan o reemplazan la que tienen.

Hay varias cosas a considerar al comprar una nevera de segunda mano:

  1. Edad: es importante conocer la edad de la nevera para tener una idea de cuánto tiempo más puede durar. Una nevera más antigua puede tener problemas de eficiencia energética y puede requerir más reparaciones a lo largo del tiempo.
  2. Condición: asegúrate de ver la nevera en persona y comprobar su estado. Asegúrate de que la nevera esté en buenas condiciones, sin daños visibles o problemas mecánicos.
  3. Garantía: aunque no es común, algunas neveras de segunda mano pueden tener garantía. Si esta es tu situación, asegúrate de conocer los términos y condiciones de la garantía y cuánto tiempo dura.
  4. Precio: comparar el precio de las neveras de segunda mano con el de las nuevas te puede ayudar a determinar si estás obteniendo un buen trato. No olvides tener en cuenta el costo de cualquier reparación necesaria o de la instalación de la nevera.

En general, las neveras de segunda mano pueden ser una opción conveniente y asequible, siempre y cuando sean cuidadosamente seleccionadas y estén en buenas condiciones.

Neveras más vendias en Amazon

Ir arriba