¿Qué calefactor del baño comprar?

Soy muy friolera y me gusta ducharme con el baño a una temperatura agradable, no me gusta nada salir de la ducha calentita y pasar frío fuera de ella mientras me seco con la toalla y me visto. La solución es de lo más sencilla, comprar el mejor calefactor de baño del mercado. Si eres como yo, te invito a leer mi listado de los mejores calefactores de baño para este invierno.

El mejor calefactor es el capaz de calentar una estancia mediana en pocos minutos, se pueden manejar de manera fácil y se pueden transportar cómodamente a cualquier sitio.

Si lo quieres usar para el baño, ha de ser apto para este uso, ya que puede sufrir salpicaduras de agua, pudiendo resultar peligroso,  en especial si dejas la toalla encima para que esté caliente cuando salgas de la ducha. Un calefactor para el baño es el complemento perfecto.

Los calefactores para el baño deben contar con un grado de protección IP adecuado, en general tienen un grado de resistencia IP22, que son equipos resistentes a salpicaduras de agua. Estos radiadores no se pueden usar para calentar las toallas, ya que resultaría muy peligroso, si quieres calentar la toalla, lo mejor será optar por los toalleros eléctricos.

Son bastante fáciles de programar y cuentan con diferentes ajustes de temperatura y potencia para que lo adaptes a tu gusto y temperatura del momento.

Así que, si no sabes cuál comprar, te recomendamos que leas este articulo, encontrarás los mejores calefactores para que no pases frío en tu baño.  No todos tienen la misma potencia ni tampoco la misma eficiencia energética.

Nuestra recomendación – Nº 1 en ventas del mercado

¿Cuál es el mejor calefactor para baño?

Nuestra recomendación es Rowenta Instant Comfort Aqua SO6510. Este es uno de los mejores modelos que podrás conseguir para tu baño. Las opiniones de los usuarios que tiene este modelo son muy positivas. Cuenta con la función Silence de este calefactor de bajo consumo silencioso trabaja a 1.200W y apenas hace ruido. Tiene un tamaño compacto y se puede guardar casi en cualquier armario. Este es un modelo altamente versátil, en especial porque tiene un funcionamiento muy silencioso y es totalmente recomendable para usar mientras nos damos un baño ya que cuenta con un dispositivo antigotas, y un doble aislamiento eléctrico. Por lo que lo podrás usar con la máxima seguridad. Su cable es bastante largo, lo cual es de agradecer si el enchufe está situado muy alto. No cabe duda de que esta es una gran opción.

Los mejores calefactores de bajo consumo

Cuando llega el frio necesitarás calentar tu hogar de una forma eficiente y sin que la factura de luz se vaya por las nubes. Con un calefactor de bajo consumo Reducirás el precio de la factura de la luz.

Has de saber que los radiadores de aceite eléctricos suelen tener un consumo energético mayor.

¿Qué tener en cuenta antes de comprar un calefactor para el baño?

Antes de comprar un calefactor para el baño, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  1. Tamaño: asegúrate de que el calefactor sea del tamaño adecuado para el tamaño de tu baño. Si es demasiado pequeño, no será capaz de calentar el espacio adecuadamente, y si es demasiado grande, puede ser innecesariamente costoso de operar.
  2. Tipo de calefactor: hay varios tipos de calefactores disponibles para el baño, como calefactores eléctricos, a gas y de toallero. Elije el tipo que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias.
  3. Potencia: asegúrate de que el calefactor tenga suficiente potencia para calentar adecuadamente el espacio. La potencia se mide en vatios (W) y se puede calcular multiplicando la cantidad de metros cuadrados por la cantidad de vatios por metro cuadrado necesarios para calentar adecuadamente el espacio.
  4. Instalación: asegúrate de que el calefactor sea fácil de instalar y de que cumpla con todos los requisitos de seguridad y normativas locales. Si no te sientes cómodo realizando la instalación por tu cuenta, considera contratar a un profesional para que lo haga por ti.
  5. Costo: comparar diferentes opciones de calefactores y elegir el que mejor se adapte a tu presupuesto. También es importante considerar el costo de operación a largo plazo, ya que algunos tipos de calefactores pueden ser más costosos de operar que otros.
  6. Características adicionales: algunos calefactores vienen con características adicionales, como ventiladores o termostatos, que pueden ser útiles dependiendo de tus necesidades y preferencias.

Te recomendamos si no te quieres gastar mucho

Orbegozo CR 5017. Este calefactor sin duda es una gran opción, en especial porque tiene un precio bastante ajustado. Es un calefactor de bajo consumo con resistencia de tipo cerámica, con 1.5000W de potencia.  Cuenta con la función ventilador y otra función de potencia baja, a 900W.

Si quieres usar un calefactor de bajo consumo para otra estancia te recomendamos otro de nuestros favoritos, el el Orbegozo RRE 1010 A. Un calefactor con el que podrás asegurarte de tener un buen sistema de calefacción en tu hogar y mantener a raya la factura de la luz.

¿Qué es un calefactor y qué ventajas tiene?

Un calefactor es un dispositivo que se utiliza para calentar el aire o el agua en un espacio determinado. Los calefactores pueden ser eléctricos, a gas o de otro tipo y se utilizan en hogares, oficinas y otras instalaciones para proporcionar calor y confort durante los meses más fríos del año.

Algunas ventajas de usar un calefactor son:

  1. Proporciona calor inmediato: los calefactores pueden calentar un espacio de forma rápida y eficiente, lo que es útil cuando hace frío y necesitas calentarte rápidamente.
  2. Ajustable: la mayoría de los calefactores tienen controles de temperatura, por lo que puedes ajustar la temperatura a tu gusto y necesidad.
  3. Ahorro de energía: los calefactores modernos tienen eficiencia energética, lo que significa que consumen menos energía para calentar un espacio determinado, lo que puede resultar en ahorros en la factura de la luz.
  4. Fácil de usar: la mayoría de los calefactores son fáciles de usar y no requieren mucho mantenimiento.
  5. Versátiles: hay una amplia variedad de calefactores disponibles en el mercado, lo que significa que puedes encontrar uno que se adapte a tus necesidades y preferencias.

¿Cuáles son las desventajas de los calefactores de baño?

Los calefactores de baño tienen varias desventajas, entre ellas:

  1. Consumen mucha energía, lo que puede aumentar la factura de electricidad.
  2. Pueden ser peligrosos si no se instalan correctamente o si no se mantienen adecuadamente.
  3. Pueden causar problemas de humedad si no se ventilan adecuadamente.
  4. Pueden ser costosos de instalar y mantener.
  5. Pueden ser ruidosos.
  6. Pueden no proporcionar calefacción suficiente en baños grandes o con altos techos.
  7. Pueden no ser adecuados para climas cálidos.
  8. Pueden ser una fuente de contaminación del aire si utilizan combustibles fósiles para generar calor.

Te recomendamos si no te importa gastarte algo más

el modelo Eco SO9265 de Rowenta califica más elevado en los parámetros de eficiencia energética, potencia, dimensiones y seguridad.

El mejor calefactor del baño barato

Es un calefactor muy compacto y que ofrece un buen rendimiento.

El mejor calefactor de baño elegante

Para aquellos que buscan dar un toque diferente. Gracias una potencia total de 1500W, podrás calentar el baño de una forma muy rápida. Con su tecnología bladeless distribuirá el calor de manera más eficiente consiguiendo un calor más agradable en toda la estancia.  No cuenta con aspas por lo que resulta muy seguro su uso si tienes mascotas o niños.

Recomendaciones a la hora de comprar un calefactor para el baño

Antes de realizar la compra hemos de tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Capacidad calorífica: En función del tamaño de la estancia a calentar. No es lo mismo calentar un baño pequeño que una estancia grande.
  • Potencia: Es importante que te fijes en el nivel de potencia del calefactor de aire, se recomienda que tenga al menos dos niveles diferentes de potencia para que puedas escoger el que mejor se ajuste a tus necesidades y la temperatura del baño o estancia. 
  • Movilidad: Si lo vas a utilizar para calentar varias estancias, escoge un modelo que se pueda transportar de manera sencilla, sin muchos esfuerzos. 
  • Programación a distancia: Es mu cómodo escoger un modelo con programación a distancia, de esta manera podrás establecer los parámetros sin importar el lugar del baño donde te encuentres, lo ideal es que tenga un gran alcance.
  • Funciones: Compra modelos con muchas funciones, si tiene la función eco mejor, con esta podrás ahorrar electricidad reduciendo el importe de la factura de la luz. Los calefactores de baño te permiten ajustar la temperatura del ambiente según tu conveniencia 
  • Protección anti vuelco: La protección anti vuelco permite que el equipo se apague si se nos cae y se inclina, es un extra en seguridad. 

¿Cuáles son las alternativas a los calefactores?

Existen varias alternativas a los calefactores que se pueden utilizar para calentar un espacio determinado, algunas de ellas son:

  1. Sistemas de calefacción central: estos sistemas utilizan una fuente de calor central, como una caldera a gas o eléctrica, para calentar el aire o el agua y distribuirlo por toda la casa a través de tuberías o conductos de aire.
  2. Estufas de leña o pellet: estas estufas utilizan leña o pellet como combustible para calentar un espacio determinado y son una opción más ecológica y económica que los calefactores eléctricos o a gas.
  3. Bombas de calor: estos sistemas utilizan energía eléctrica para extraer calor del aire o del suelo y distribuirlo por toda la casa. Son más eficientes energéticamente que los calefactores eléctricos y pueden ser una buena opción para climas más cálidos.
  4. Sistemas de calefacción por suelo radiante: estos sistemas utilizan tuberías o cables calefactores para calentar el suelo y proporcionar calor por radiación.
  5. Paneles solares: estos paneles utilizan la energía solar para calentar el aire o el agua y pueden ser una buena opción en áreas soleadas.

Es importante tener en cuenta que cada opción tiene sus propias ventajas y desventajas y es importante elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias.

¿Qué tipos de calefactores hay?

Los calefactores funcionan de diferentes maneras dependiendo del tipo de calefactor. A continuación, se explican algunos de los principales tipos de calefactores y cómo funcionan:

  1. Calefactores eléctricos: estos calefactores utilizan energía eléctrica para calentar el aire o el agua. Los calefactores eléctricos pueden ser de convección, lo que significa que utilizan un ventilador para mover el aire caliente por el espacio, o pueden ser térmicos, lo que significa que utilizan un elemento calefactor para calentar el aire o el agua directamente.
  2. Calefactores a gas: estos calefactores utilizan gas como combustible para calentar el aire o el agua. Los calefactores a gas pueden ser de convección o térmicos y pueden utilizar gas natural o propano.
  3. Bombas de calor: estos calefactores utilizan energía eléctrica para extraer calor del aire o del suelo y distribuirlo por toda la casa.
  4. Estufas de leña o pellet: estas estufas utilizan leña o pellet como combustible para calentar un espacio determinado.
  5. Paneles solares: estos paneles utilizan la energía solar para calentar el aire o el agua y pueden ser una buena opción en áreas soleadas.

En general, los calefactores funcionan mediante el uso de una fuente de calor, como eléctricidad o gas, para calentar el aire o el agua y distribuir el calor por el espacio. Algunos calefactores utilizan ventiladores o elementos calefactores para mover el aire caliente, mientras que otros utilizan radiación para transmitir el calor.

¿Cómo es el mantenimiento de los calefactores de baño?

El mantenimiento de los calefactores de baño dependerá del tipo de calefactor que tengas. En general, es importante seguir las instrucciones del fabricante para asegurarse de que el calefactor siga funcionando de manera segura y eficiente. Algunas cosas que puedes hacer para mantener tu calefactor de baño incluyen:

  1. Limpiar el calefactor y el área alrededor del mismo: asegúrate de que el calefactor y el área alrededor de él estén limpios y libres de polvo y suciedad.
  2. Revisar los filtros: si tu calefactor tiene filtros, asegúrate de limpiar o reemplazarlos según sea necesario.
  3. Revisar los cableado y conectores: asegúrate de que los cables y conectores estén en buenas condiciones y no estén dañados o sueltos.
  4. Revisar los termostatos: asegúrate de que el termostato esté funcionando correctamente y de que la temperatura esté ajustada adecuadamente.
  5. Revisar los niveles de gas: si tienes un calefactor a gas, asegúrate de revisar los niveles de gas regularmente y de rellenar el tanque según sea necesario.
  6. Revisar el sistema de evacuación de gases: si tienes un calefactor a gas, es importante revisar el sistema de evacuación de gases regularmente para asegurarse de que esté en buenas condiciones y no haya obstrucciones.
  7. Revisar los dispositivos de seguridad: asegúrate de que los dispositivos de seguridad del calefactor, como los detectores de monóxido de carbono, estén funcionando correctamente.

Es importante tener en cuenta que el mantenimiento regular y adecuado del calefactor puede ayudar a prolongar su vida útil y a ahorrar dinero en costos de reparación a largo plazo. Si no te sientes cómodo realizando el mantenimiento por tu cuenta, considera contratar a un profesional para que lo haga por ti.

¿Los calefactores del baño son malos para la salud?

En general, los calefactores del baño no son malos para la salud si se usan y mantienen adecuadamente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunos tipos de calefactores pueden emitir gases de escape o contaminantes al utilizarse, por lo que es importante seguir las instrucciones del fabricante y realizar el mantenimiento adecuado para minimizar cualquier riesgo para la salud.

Algunas cosas que puedes hacer para minimizar cualquier riesgo para la salud al usar un calefactor del baño incluyen:

  1. Asegurarte de que el calefactor esté instalado adecuadamente y cumpla con todos los requisitos de seguridad y normativas locales.
  2. Revisar los niveles de gas y el sistema de evacuación de gases regularmente si tienes un calefactor a gas.
  3. Utilizar el calefactor de acuerdo con las instrucciones del fabricante y no sobrecargarlo.
  4. Mantener el calefactor y el área alrededor del mismo limpios y libres de polvo y suciedad.
  5. Utilizar detectores de monóxido de carbono y ventilar adecuadamente el espacio al utilizar el calefactor.

Es importante tener en cuenta que cualquier tipo de combustión, como la que se produce al utilizar un calefactor a gas, puede emitir gases de escape y contaminantes. Por lo tanto, es importante seguir las instrucciones del fabricante y tomar medidas de seguridad adecuadas al utilizar cualquier tipo de calefactor. En caso de duda, es recomendable consultar a un profesional o a un médico.

Consejos de seguridad uso calefactor del baño

Aquí hay algunos consejos de seguridad para el uso de un calefactor de baño:

  1. Siga las instrucciones del fabricante: lea cuidadosamente las instrucciones del fabricante y siga todas las advertencias y precauciones.
  2. Instale el calefactor de manera adecuada: asegúrese de que el calefactor esté instalado correctamente y alejado de materiales inflamables.
  3. No cubra el calefactor: no cubra el calefactor con ningún tipo de material o lo coloque en un espacio cerrado.
  4. Desconecte el calefactor cuando no lo utilice: asegúrese de desconectar el calefactor cuando no lo utilice y antes de realizar cualquier tipo de mantenimiento o limpieza.
  5. No utilice el calefactor si tiene daños o fallos: no utilice el calefactor si tiene algún tipo de daño o fallo.
  6. Contrate a un profesional cualificado para realizar cualquier trabajo de instalación o reparación: si necesita realizar algún trabajo de instalación o reparación en el calefactor, contrate a un profesional cualificado para realizar el trabajo.

Siguiendo estos consejos de seguridad, podrá utilizar su calefactor de baño de manera segura y evitar posibles accidentes o incendios.

¿Es aconsejable usar calefactores eléctricos en el baño?

Los calefactores eléctricos pueden ser una opción conveniente y fácil de usar para calentar el baño, especialmente si no tienes acceso a gas o no quieres instalar un sistema de calefacción central. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los calefactores eléctricos suelen ser más costosos de operar que los calefactores a gas o de leña, ya que la electricidad suele ser más cara que el gas o la leña como combustible.

Además, es importante seguir las instrucciones del fabricante y tomar medidas de seguridad adecuadas al utilizar un calefactor eléctrico, como asegurarse de que esté instalado adecuadamente y de que no haya cables sueltos o dañados. También es importante utilizar el calefactor de acuerdo con las instrucciones del fabricante y no sobrecargarlo.

En general, es aconsejable elegir un calefactor eléctrico de alta calidad y eficiencia energética para minimizar los costos de operación y asegurarse de que el calefactor funcione de manera segura y eficiente. Si tienes dudas sobre si un calefactor eléctrico es la opción adecuada para ti, es recomendable consultar a un profesional o a un experto en calefacción.

¿Cuál es la mejor ubicación para mi calefactor de aire para el baño?

La mejor ubicación para un calefactor de aire para el baño dependerá de varios factores, como el tamaño del baño, la ubicación de las tomas de corriente y los conductos de ventilación, y la disposición del mobiliario y otros elementos. En general, es importante tener en cuenta lo siguiente al elegir la ubicación para tu calefactor de aire:

  1. Asegúrate de que el calefactor esté ubicado a una distancia segura de materiales inflamables, como cortinas o toallas.
  2. Evita colocar el calefactor cerca de tomas de agua o de fuentes de humedad, como la ducha o el lavabo.
  3. Asegúrate de que el calefactor esté ubicado cerca de una toma de corriente y de un conducto de ventilación para que pueda funcionar adecuadamente.
  4. Considera la disposición del mobiliario y otros elementos del baño al elegir la ubicación del calefactor para asegurarte de que no esté obstruyendo el paso o bloqueando el acceso a otros elementos.

Es importante tener en cuenta que la ubicación adecuada del calefactor puede ayudar a maximizar su eficiencia y a minimizar el riesgo de accidentes. Si tienes dudas sobre dónde colocar tu calefactor de aire, es recomendable consultar a un profesional o a un experto en calefacción.

¿Cuánta energía consumen los calefactores de baño?

La cantidad de energía que consumen los calefactores de baño dependerá del tipo de calefactor y de la cantidad de tiempo que se utilice. En general, los calefactores eléctricos suelen ser más costosos de operar que los calefactores a gas o de leña, ya que la electricidad suele ser más cara que el gas o la leña como combustible.

Para determinar cuánta energía consume un calefactor de baño, es importante consultar la etiqueta energética del producto. Esta etiqueta proporciona información sobre la eficiencia energética del calefactor y puede ayudarte a comparar diferentes opciones de calefactores y elegir la que mejor se adapte a tu presupuesto y necesidades.

Es importante tener en cuenta que el uso de un calefactor de baño puede aumentar tu consumo de energía y tu factura de la luz, por lo que es importante utilizar el calefactor.

¿Son seguros los calentadores de baño?

Los calentadores de baño pueden ser seguros si se instalan y utilizan correctamente. Sin embargo, como con cualquier dispositivo que use electricidad o gas, existe un cierto riesgo de accidente o incendio. Por lo tanto, es importante tomar precauciones y seguir las instrucciones de uso y mantenimiento del fabricante.

Aquí hay algunas cosas que puede hacer para aumentar la seguridad de su calentador de baño:

  • Siga las instrucciones de instalación del fabricante cuidadosamente.
  • Asegúrese de que el calentador esté instalado en un lugar adecuado, alejado de materiales inflamables y fuentes de humedad.
  • No cubra el calentador con ningún tipo de material o lo coloque en un espacio cerrado.
  • No utilice el calentador si tiene algún tipo de daño o falla.
  • Desconecte el calentador cuando no lo utilice y antes de realizar cualquier tipo de mantenimiento o limpieza.
  • Contrate a un profesional cualificado para realizar cualquier trabajo de instalación o reparación en el calentador.

Si sigue estos consejos, su calentador de baño debería ser seguro de usar. Sin embargo, siempre es una buena idea tener un extintor a mano y conocer los protocolos de evacuación en caso de emergencia.

¿Es recomendable usar un ventilador de aire caliente en el baño?

Si, es recomendable usar un ventilador de aire caliente en el baño

Se recomienda utilizar un ventilador o un extractor de baño que circule el aire fresco y elimine la humedad del ambiente. Estos dispositivos son más seguros y más saludables de usar en el baño. Si desea calentar el aire del baño, puede utilizar un calentador de toallero o un radiador eléctrico. En muchos casos, un buen calentador de ventilador tardará alrededor de 5 minutos en calentar el baño. Para un uso mucho más seguro, mantenlo alejado del fregadero y la ducha para que no esté cerca de ninguna fuente de agua.

¿Cómo calentar el cuarto de baño durante invierno?

Aquí hay algunas maneras de calentar el cuarto de baño durante el invierno:

  1. Utilice un calentador de toallero o un radiador eléctrico: estos dispositivos emiten calor suave y pueden ayudar a calentar el aire en el cuarto de baño.
  2. Instale una ventana de doble acristalamiento: esto ayudará a retener el calor y a evitar que se escape por las ventanas.
  3. Utilice una alfombra de baño: una alfombra gruesa y absorbente puede ayudar a retener el calor y a evitar que los pies se enfríen al pisar el suelo frío.
  4. Utilice cortinas o persianas: cierre las cortinas o persianas para retener el calor y evitar que entre el aire frío.
  5. Utilice un extractor de baño: un extractor de baño ayuda a eliminar la humedad del ambiente, lo que puede evitar que el aire se enfríe y se sienta más frío.
  6. Utilice una manta térmica: coloque una manta térmica sobre la taza del inodoro para ayudar a retener el calor y evitar que el aire se enfríe al sentarse.

Con estos consejos, podrá mantener su cuarto de baño cálido y cómodo durante el invierno.

Los calefactores de baño más vendidos en Amazon

Como sabrás, Amazon es una de las mayores empresas de venta por internet. Por ello, es importante que tengas en cuenta los más vendidos ya que son sinónimo de satisfacción del cliente. Aquí encontrarás los mejores calefactores para el baño más vendidos del mercado.

¿Cómo funcionan los calefactores de baño?

Los calefactores de baño funcionan de varias maneras, dependiendo del tipo de calefactor. Algunos de los principales tipos de calefactores de baño incluyen los siguientes:

  1. Calefactores de baño eléctricos: Estos calefactores funcionan mediante la resistencia eléctrica. El calor se genera a través de la resistencia eléctrica, y se distribuye por el baño mediante un ventilador o un sistema de conductos.
  2. Calefactores de baño de gas: Estos calefactores funcionan mediante la combustión de gas natural o propano. El calor se genera a través de la combustión, y se distribuye por el baño mediante un ventilador o un sistema de conductos.
  3. Calefactores de baño de agua: Estos calefactores funcionan mediante la circulación de agua caliente a través de un sistema de tuberías. El agua se calienta en una unidad de calefacción central, y se distribuye por el baño mediante tuberías.
  4. Calefactores de baño infrarrojos: Estos calefactores funcionan mediante la emisión de rayos infrarrojos. Estos rayos calientan directamente las superficies y las personas en el baño, y no necesita de un sistema de conductos para distribuir el calor.

En general, los calefactores de baño funcionan mediante la generación de calor

Un calefactor para baño es una gran opción para mantener el confort con una temperatura realmente buena. Con ellos podrás salir de la ducha sin pasar frio ¡Espero que con uno de estos calefactores para el baño ya no pases más frío!

En resumen

Hay diferentes tipos de calefactores que pueden ser adecuados para usar en el baño, y la mejor opción dependerá de las necesidades y preferencias personales. Una opción popular para calentar el baño es un calefactor de toallero, que se instala en la pared y permite colgar las toallas para secarlas y calentarlas al mismo tiempo. Otro tipo de calefactor común para el baño es un radiador de aceite, que suele tener un diseño compacto y estilizado y puede ser fácilmente colocado en cualquier parte del baño. Los calentadores de aire también son una opción popular, ya que pueden calentar el aire del baño de manera eficiente y rápida. En general, es importante elegir un calefactor de buena calidad y que cumpla con las normas de seguridad para evitar accidentes.

Si quieres saber ¿Cómo ahorrar en calefacción en invierno sin pasar frío? puedes leer este artículo.

También te puede interesar:

Ir arriba